Fuenterrobles acogió una jornada que reunió a casi medio centenar de mujeres que desarrollan su labor en el ámbito rural. En este acto, organizado por la Diputación de Valencia, a través del área de Igualdad, las mujeres pudieron compartir sus experiencias, aprendizajes y dificultades a los que se enfrentan.

El lugar escogido para celebrar el encuentro fue la bodega Noemí Wines. ¿El motivo? Su gerente, Noemí Arroyo, ha conseguido convertirse en la primera mujer propietaria de una bodega en crear un vino exclusivo en la comarca Utiel-Requena.

Según Arroyo, ella misma ha sido un ejemplo de que el techo de cristal en el ámbito laboral va más allá de los consejos de dirección de grandes empresas. Y añadía, que, en el mundo rural, las mujeres son más invisibles y el machismo más latente que en las ciudades.

Para la empresaria, la solución pasa por la unión de las mujeres y por fomentar encuentros como este que ayuden a compartir conocimiento. Es imprescindible, alegaba, que el apoyo entre las mujeres ayude a romper con los tabús y las barreras de un entorno tan masculinizado como el rural.

Por su parte, la diputada de Igualdad, Isabel García, ha sido la encargada de impulsar esta jornada con el objetivo de afianzar las redes entre las trabajadoras del mundo rural y que tomen consciencia de que no están solas.

En el acto también estuvieron presente la alcaldesa de Fuenterrobles, Estefanía Berlanga, la presidenta de FADEMUR, Regina Campos y la secretaria general de la DO Utiel-Requena, Carmina Cárcel.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This