Las consecuencias de la sequía se han comenzado a notar en los sembrados

Luis Ibáñez

Los sembrados de la comarca Requena-Utiel mantienen ralentizado su crecimiento “como consecuencia de tres meses de ausencia de lluvias” afirmaron agricultores cerealistas. “Los cereales que se sembraron más tarde -agregaron- van a tener muchas dificultades para poder nacer”.

El problema se agrava porque en la comarca hay muy pocas hectáreas de cereal que cuenten con algún sistema de riego.

No es habitual que durante el invierno se registre una situación de sequía tan persistente como la que se está produciendo en el actual.

Los agricultores  muestran su preocupación porque si persiste la falta de lluvia “también se verán afectados los cultivos de la vid, olivos y almendros”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This