Los ministros de Agricultura de la Unión Europea analizaron ayer el futuro de la Política Agraria Común que entrará en vigor partir de 2020. Una PAC que llega con la incertidumbre del Brexit, y con la preocupación que causará el agujero que dejará Londres en el presupuesto comunitario.

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, subrayó que los próximos meses serán “decisivos” para dar “claridad” al futuro de esta política, que la Comisión Europea prevé recortar, en parte como consecuencia directa de la falta de la aportación de Londres.

La CE ha planteado un recorte general del 5% para la PAC de 2021 a 2027, que se traduciría en una disminución de un 3,5% de los pagos directos y un 15 % en desarrollo rural para los agricultores españoles. Sin embargo, desde Bruselas se confirma que seguirá siendo la partida más importante del presupuesto europeo, con 365.000 millones de euros.

Sobre este tema, se manifestó el ministro español, Luis Planas, alegando que la PAC no ha de ser quien financie la falta de ingresos de la UE como consecuencia de la salida del Reino Unido.

Esta es la misma posición a la que se han sumado otros veinte Estados miembros con el objetivo de mitigar este recorte. Desde los países se ha querido defender esta política que consideran esencial para mantener las rentas de los agricultores y los estándares de seguridad alimentaria europeos.

El comisario Hogan, por su parte, pidió a los ministros que no centren el debate en el presupuesto, sino en las cuestiones de fondo de la política.

En la misma reunión también hubo tiempo para tratar otros temas como la cuestión de la peste porcina africana, que ha afectado a jabalíes en nueve países europeos. El objetivo es tomar medidas para reducir y controlar la población de jabalí salvaje.

El comisario europeo de Seguridad Alimentaria destacó la importancia que tiene el sector porcino para la UE, que representa un 60 % de las exportaciones cárnicas. España, es el país con más ganado porcino de la Unión Europea, sin embargo, en nuestro país no se ha detectado ningún foco de contagio.

Sobre este tema, Planas pidió a la CE “determinación y transparencia” para “erradicar” la enfermedad y consideró “muy importante” que Bruselas vigile “que no se adopten medidas descoordinadas”.

El ministro español consideró que “la única estrategia posible es la erradicación”. Una media dura, con costes presupuestarios y económicos, pero subrayó, la única medida eficaz”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This