Adif ha licitado los servicios de mantenimiento de infraestructura, vía y aparatos de vía de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Levante, entre la que se incluye la base de mantenimiento situada en Requena, que atiende el mantenimiento del tramo Minglanilla-Valencia.

El contrato cuenta con un importe de licitación de casi 54 millones de euros y un plazo de ejecución de 48 meses. La licitación se lanza por un periodo de cuatro años.

El objetivo de esta actuación es garantizar el buen estado de las instalaciones ferroviarias y su disponibilidad, eficacia, seguridad, funcionalidad y confort, reduciendo al máximo la probabilidad de incidencias.

Los trabajos incluyen la conservación de la plataforma ferroviaria, vías generales, secundarias, aparatos de vía, ramales de conexión, bases de mantenimiento y cambiadores de ejes, entre otras instalaciones. También deberán hacerse cargo de la evaluación de su estado, la programación de intervenciones de mejora y la aplicación de recursos para actuar con inmediatez en caso de incidencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This