El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha confirmado que la negociación de la Política Agraria Común sigue avanzando, pero lo hace más despacio de lo deseado y de lo que tenía previsto la UE. Planas ha asegurado esta semana que es muy probable que haya un aplazamiento como ya ocurrió en la anterior discusión de la PAC y ha señalado que estos retrasos podrían ser incluso “de uno o dos años”.

Según palabras del ministro, el Gobierno está metido en “plena discusión, tanto a nivel del Consejo, como del Parlamento Europeo” y está avanzando positivamente en esas negociaciones. Ha asegurado que España va a defender que se mantenga el dinero de los precios corrientes para el periodo 21-27. Es decir, defender los 44.000 millones de euros que pueden llegar a través de estas ayudas comunitarias a España.

El ministro ha agradecido la confianza de las comunidades autónomas y las organizaciones profesionales agrarias, y ha recalcado de nuevo la importancia en permanecer “unidos” durante las negociaciones para alcanzar “un buen resultado”. Señalaba que lo importante es “tener calma y no precipitarse” y no estar continuamente hablando de su introducción ya que el Gobierno ya está sobre el asunto.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This